lunes, 22 de noviembre de 2010

La llegada

Selena llego el viernes pasado.
Ahora las gemelas duermen, por eso podemos escribir. Una de ellas quemo el ayer un mueble. Tienen tanto poder para ser tan pequeñas.... y las palabras, las miradas de desconfianza a su alrededor, dan miedo.
Me gustaria poder llegar sin que nos carbonizaran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada